Inicio
Foros TDT
Directorio
Noticias
Programación TV
Recomendar
Boletin
AvantGo
RSS
Todo sobre TDT
 
Usuario
Foros TDT
Noticias en tu Correo
Tecnologías
Canales Noticias
Frecuencias TDT
Frecuencias DAB
Frecuencias Satelite
Paginas recomendadas
Contacto
 
Gran final de "Piel de Otoño"
 Enviar esta historia a un amigo



por Kariel Ortiz

Miami - Como sacado de una película de acción, el capítulo final de "Piel de Otoño" fue muy intenso y algo inesperado, cuando el amor superó todos los deseos de venganza que llegaron hasta las armas.




Cuando Ramón (Sergio Goyri) descubre que no queda nada más por hacer para evitar que Lucía (Laura Flores) y Santiago (René Strickler) se casen, va a la iglesia dispuesto a matarlos. Con pistola en mano, el despecho se apodera de su mente y está decidido a evitar esa boda.

Pero a pesar de los constantes intentos de Ramón (Sergio Goyri) por separar a Lucía de Santiago, el destino se encargó de unirlos para siempre en una tradicional boda donde la pareja recibió la bendición de todos los amigos y familiares.

Mucho tuvo que sacrificar Lucía por la unión de su familia, pero el tiempo le enseñó que lo que sentía por su "Viento" era mucho más fuerte y real que cualquier esfuerzo que hiciera por sus hijos y por mantenerse siendo la señora Mendoza.

Mientras, Rebeca (Sabine Moussier) fue desalojada del departamento donde se encontraba clandestinamente con Ramón porque el cheque con que debía pagar el alquiler no tenía fondos.

Lo que no sabía la rival de Lucía era que su amante, Ramón, estaba en la ruina. Ahora sus planes de estafarlo y vivir de él, se habían derrumbado.

Además de tener que pagar el mes de atraso, la dueña del departamento amenazó con demandarla si no lo desocupaba en una semana.

Igualmente derrotado, Ramón desistió de la idea de matar a Lucía y Santiago tras las súplicas de Liliana (Florencia de Saracho) y Miguel Angel (Franco Gala).

La boda se llevó a cabo sin contratiempos mayores y el perdedor bajó las escaleras de la iglesia cabizbajo y arrepentido por el mal que había causado a la madre de sus hijos.

Fue un final feliz, donde el amor triunfó y quedó comprobado que la violencia doméstica tiene sus límites. Lucía se reveló contra Ramón y cansada de sus malos tratos se refugió en los brazos del único hombre que realmente la ha amado, Santiago.

El lunes próximo dará comienzo "Peregrina", una novela de Delia Fiallo que marca el retorno a la pantalla chica del galán Eduardo Capetillo. Una producción de Televisa para Univisión que se transmitirá a las siete de la noche, hora del este.

En "Contra viento y marea", la muerte trágica de Eduardo (Ernesto D'Alessio) ha despertado un gran sentimiento de culpa en Sebastián (Sebastián Rulli) quien no deja de lamentarse por no haber rescatado a su amigo a tiempo.

Un incendio consumió el cuerpo de Eduardo y ningún esfuerzo fue suficiente para salvarle la vida. Lo que no sabe Sebastián es que la muerte de su hermano fue estratégicamente planificada.

Apolonia (Azela Robinson) y su hijo tramaron vengarse de Natalia (Marlene Favela) y Sebastián por haberle hecho creer a Eduardo que Bastiancito era su hijo. ¿El resultado? Un supuesto incendio debía acabar con la vida de Eduardo y esto trastornaría a Sebastián para siempre. De esta manera, jamás podría estar en paz con su "bonita".

¿Lograrán su propósito antes de que todos sepan que Eduardo no está muerto? ¿Hasta dónde será capaz de atentar contra su propio hermano con tal de vengar que le robara el amor de su "princesa"?

"Contra viento y marea" se encuentra en sus capítulos finales y aún hay que esclarecer quién es el verdadero hijo de Apolonia, quién es el padre legítimo de "Eduardito" y cómo Natalia y Sebastián podrán vivir su amor finalmente.
 
Publicado el Domingo, 19 Febrero, 2006

 
Gran final de "Piel de Otoño" | Entrar/Crear una cuenta | 0 Comentarios
Los comentarios son propiedad de sus respectivos autores.No somos responsables de su contenido.
No se permitirán los comentarios que :
- puedan resultar ofensivos o injuriosos
- incluyan insultos, alusiones sexuales innecesarias y palabras soeces o vulgares
- apoyen la pedofilia, el terrorismo o la xenofobia
 
© 2005 FJMInformacion Legal